Alma de pobre. Esta es la cuestión...